Al menos 19 estudiantes murieron, así como dos adultos, por un tiroteo en la escuela primaria Robb, en Uvalde, en el estado de Texas. El sospechoso, según informó la policía, fue abatido.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, confirmó que el sospechoso era un joven de 18 años de edad estudiante de la preparatoria Uvalde, quien actuó con una pistola y se presume que también usó un rifle.

Esto es lo que sabemos. Según el gobernador de Texas, el atacante -identificado por ABC News como Salvador Ramos- presuntamente le disparó a su abuela antes de ejecutar su crimen en la escuela primaria Robb. Se desconoce el estado de salud de la mujer.

  • Respecto a los heridos, el Uvalde Memorial Hospital señaló que 15 estudiantes ingresaron al centro de salud para ser tratados.
  • Del total, dos fueron llevados poco después al University Health -un niño y un adulto-, en San Antonio. Uno de ellos, una mujer de 66 años, se encuentra en estado crítico.
  • El hospital agregó que un hombre de 45 años también ingresó luego de ser rozado por una bala en el incidente.

Sin filtro. “Disparó y mató horrible e incomprensiblemente a 14 estudiantes y mató a un maestro”, comentó el gobernador Abbott en conferencia de prensa. "Cuando los padres dejan a sus hijos en la escuela, tienen todas las expectativas de saber que podrán recoger a sus hijos cuando termine el día escolar. Y hay familias que están de luto en este momento".

  • “El estado de Texas está de luto con ellos por la realidad de que estos padres no podrán recoger a sus hijos”, agregó.
  • "Esta es una situación muy mala", dijo a ABC News el alcalde de Uvalde, Don McLaughlin.
  • En su cuenta de Twitter, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, escribió: “El presidente Biden ha sido informado sobre las terribles noticias del tiroteo en la escuela primaria de Texas y seguirá recibiendo información regularmente a medida que la información esté disponible”.

Vayamos al grano. La violencia armada en EEUU se ha visto impulsado en los últimos años por distintos factores. Pese a los tiroteos masivos y víctimas mortales, la producción de armas no para. Un informe publicado por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos determinó que la fabricación se triplicó desde el año 2000.

  • El organismo también señaló que en los últimos tres años se vivió un alza marcada, situación que puede estar detrás del aumento de los tiroteos masivos en el territorio nacional desde el arribo de la pandemia del COVID-19.
  • De acuerdo con la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, la producción de armas en EEUU pasó de 3.9 millones en el año 2000 a 11.3 millones en el 2020.
ÚLTIMAS NOTICIAS