Biden le pide al Congreso que evite una huelga ferroviaria ¿Por qué?
FOTO: Wikicommons
COMPARTE

Este lunes el presidente Joe Biden pidió al Congreso que intervenga en el conflicto laboral entre las empresas ferroviarias y los trabajadores sindicalizados; y advirtió que una huelga que paralice los trenes, a pocos días de la Navidad, sería devastadora para la economía del país.

Si los sindicatos no consiguen llegar a un nuevo acuerdo con las compañías ferroviarias a principios de diciembre, eso podría provocar una huelga en todo el sector. 

Encuesta muestra rechazo a posible huelga ferroviaria

¿Qué le dice Biden al Congreso?

En un comunicado, Biden instó al Congreso a aprobar una ley para imponer un acuerdo que su administración ayudó a negociar, pero que no ha logrado el apoyo de todos los sindicatos. El mandatario pidió al Congreso que "apruebe inmediatamente la legislación para adoptar" el acuerdo.

La decisión del presidente de intervenir ante una huelga ferroviaria se produce después de que su administración dijera que dependía de los trabajadore y las empresas del rubro para resolver sus problemas.

Huelga ferroviaria amenaza la economía estadounidense

  • "La mejor opción que creemos, que el presidente cree, sigue siendo que las partes resuelvan esto por sí mismas", dijo Karine Jean-Pierre, la portavoz de la Casa Blanca, antes de la declaración del presidente.
  • Este llamado de Biden demuestra que el presidente está preocupado del efecto que puede tener la huelga ferroviaria en la economía nacional. "Permítanme ser claro: un cierre del ferrocarril devastaría nuestra economía", dijo.
  • Cuatro de los 12 sindicatos que representan a más de 100 mil empleados de los grandes transportistas de mercancías por ferrocarril han votado en contra del acuerdo provisional que la administración Biden ayudó a negociar en septiembre. 

¿Cómo puede intervenir el Congreso? 

El Congreso podría intervenir de varias maneras: podría retrasar el plazo de la huelga y ampliar el periodo de negociación; o exigir a las dos partes que recurran a un árbitro.

También podría promulgar un acuerdo directamente a través de la legislación. Hay dos posibles escenarios en este caso: que sea el acuerdo que algunos sindicatos ya han votado en contra o una propuesta que una junta presidencial emitió durante el verano.

  • Una coalición de grupos empresariales envió el lunes una carta a los líderes republicanos y demócratas del Congreso instándolos a intervenir.
  • Es probable que muchos de los representantes sindicales se sientan molestos ante la perspectiva de una intervención del Congreso, pero algunos podrían preferir que esa intervención se produjera en diciembre y no en enero, cuando la Cámara de Representantes pase a estar bajo el control de los republicanos.

¿Qué pasaría si los ferrocarriles cierran?

La congelación de las líneas ferroviarias rompería las cadenas de suministro de productos básicos como la madera, el carbón y los productos químicos; retrasaría las entregas de automóviles y otros bienes de consumo, lo que haría subir aún más los precios.

  • Sin los trenes de mercancías muchas industrias estadounidenses cerrarían. 
  • Según los asesores del presidente hasta 765 mil estadounidenses se quedarían desempleados. 
  • Las comunidades podrían perder el acceso a los productos químicos necesarios para garantizar el agua potable. Las granjas y ranchos de todo el país podrían ser incapaces de alimentar a su ganado".
  • Los costes de una huelga ferroviaria nacional podrían ascender a los $2 mil millones. 

Fuente principal de la noticia: NY Times.

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS