monumentos nacionales
COMPARTE

El secretario del Interior, Deb Haaland, ha recomendado en un informe confidencial que el presidente Biden restaure las protecciones completas a tres monumentos nacionales disminuidos por el presidente Donald Trump, incluidos Bears Earsde Utah, Grand Staircase-Escalante y una enorme reserva marina frente a Nueva Inglaterra. La medida, descrita por dos personas que hablaron bajo condición de anonimato porque aún no era pública, preservaría alrededor de 5 millones de acres de tierra y agua federales.

Una amplia coalición de conservacionistas, científicos y activistas tribales ha instado a Biden a expandir los monumentos nacionales Bears Ears y Grand Staircase-Escalante, que fueron establecidos por los presidentes Barack Obama y Bill Clinton, respectivamente, a sus límites originales. Trump recortó Bears Ears en casi un 85%, y Grand Staircase-Escalante casi a la mitad, en diciembre de 2017. Hace un año, permitió la pesca comercial en el Monumento Nacional Marino de los Cañones y Montes Submarinos del Noreste, que eliminó la mayoría de las protecciones del monumento.

La Casa Blanca sigue deliberando, según estas personas, pero Biden está a favor de la idea de anular las acciones de Trump. El empleo de la Ley de Antigüedades de 1906, que le da al presidente una amplia libertad para proteger la tierra y el agua amenazadas, se ubica como una de las formas más fáciles para que Biden conserve áreas unilateralmente.

Ni la Casa Blanca ni el Departamento del Interior comentaron cuando se les preguntó sobre el asunto el lunes. Pero los abogados del Departamento de Justicia confirmaron en una presentación ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Columbia a principios de este mes que el Departamento del Interior presentó sus recomendaciones a la Casa Blanca el 2 de junio.

Te puede interesar: California levantará las restricciones mientras superan las 40 millones de dosis aplicadas

Los conservacionistas celebraron la recomendación de Haaland.

“Estos sitios son espacios sagrados que proporcionan curación y sostienen la vida”, dijo Theresa Pierno, presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Conservación de Parques Nacionales, en un correo electrónico. “Preservan tesoros de fósiles y artefactos antiguos y contienen siglos de historia humana. Y bordean algunos de nuestros paisajes de parques nacionales más emblemáticos del país. No hay duda de que estas preciadas tierras y aguas merecen la máxima protección”.

Pierno calificó la recomendación de Haaland como “un testimonio de las naciones tribales, las comunidades y empresas locales, las organizaciones de conservación y un sinnúmero de personas en todo el país que hablaron y lucharon incansablemente para proteger” los monumentos, e instó a Biden a aceptarla.

Las tres áreas han estado envueltas en luchas legales durante años. Los operadores pesqueros desafiaron la decisión de Obama de 2016 de restringir las actividades comerciales por 4,913 millas cuadradas de Cape Cod, Massachusetts, que prohibió la minería en los fondos marinos y algunas actividades pesqueras de inmediato, al tiempo que dio a los operadores de langosta y cangrejo rojo siete años para dejar de pescar allí. La región es el hogar de muchas especies de corales de aguas profundas, tiburones, tortugas marinas, aves marinas y mamíferos marinos de buceo profundo, así como enormes cañones subterráneos y montes submarinos que se elevan hasta 7 mil 700 pies del fondo del océano.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino

COMPARTE