Foto: Bloomberg

Los abortos realizados en Texas disminuyeron en un 60% un mes después de que entrara en vigor la ley de aborto del estado, la más restrictiva de EE UU que ilegaliza el proceso después de las 6 semanas de gestación. 

Según los datos de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas, en agosto, se realizaron un total de 5.404 abortos en clínicas. Ese número se redujo drásticamente en septiembre a 2.197.

¿En qué consiste?

La ley de aborto de Texas, formalmente S.B.8, permite el aborto hasta el momento en el que se detecta actividad cardíaca, que ocurre en las seis semanas de embarazo. Pero en este lapso muchas mujeres no saben que están embarazadas.

  • Además de la prohibición temprana al procedimiento médico, cualquier persona puede demandar a las clínicas de aborto o a cualquiera que ayude a una persona a obtener un aborto fuera del tiempo establecido. Es decir, los funcionarios estatales no están a cargo de hacer cumplir la ley.
  • Los proveedores de servicios de aborto del estado han dicho que están atendiendo a aproximadamente un tercio de su número típico de pacientes desde septiembre. Las clínicas de estados vecinos dicen que sus tiempos de espera para las citas han aumentado debido a la acumulación de pacientes que vienen de Texas.

¿Por qué es importante?

Los investigadores del Texas Policy Evaluation Project publicaron un informe en octubre que señalaba que los abortos se habían reducido en aproximadamente un 50%. Ahora, las cifras oficiales del gobierno estatal muestran que la prohibición tuvo un impacto aún mayor.

  • “Ciertamente, el Proyecto de Ley 8 del Senado ha sido el más restrictivo y el más dañino y extremo del país”, dijo a Axios Bhavik Kumar, un proveedor de servicios de aborto con sede en Houston, en diciembre. “Muchas de mis pacientes no califican para un aborto bajo (esta ley)”.
  • El derecho al aborto antes de la viabilidad fetal a nivel nacional, concedido tras la decisión de Roe vs Wade, está en peligro de ser revocado si la Corte Suprema falla a favor del estado de Mississippi, el cual estableció su prohibición después de las 15 semanas de gestación.
  • Los proveedores de servicios de aborto en los estados liberales están ampliando las clínicas, capacitando a más personal y reforzando la asistencia de viaje para prepararse para una afluencia de pacientes de los estados conservadores si la Corte Suprema pone fin al derecho constitucional a este procedimiento.

Con información de Axios