derecho al aborto
PROTESTA. El grupo compartí su rechazo/Noelia Izarza y Carmen Rodríguez para El Tiempo Latino

Con fotos de Noelia Izarza y Carmen Rodríguez

La posibilidad de que la Corte Suprema de Justicia, con mayoría conservadora, revierta el derecho constitucional al aborto en el país, provocó lo que muchas mujeres llaman “la lucha”. Miles de personas salieron a las calles de Washington DC y otros miles marcharon en distintos estados a favor de que se proteja el derecho al aborto y a la salud reproductiva.

Los mensajes claros de la jornada que podrían ser claves en las próximas elecciones de medio término en algunos estados: “Mi cuerpo, mi decisión” y “Así es como luce una democracia”. 

El 3 de mayo, la Corte confirmó que los documentos filtrados unos días antes, en los que expone la posibilidad de poner fin al fallo Roe v. Wade y por ende al aborto seguro y legal a nivel federal, eran reales. Una semana después, en el Senado, los republicanos rechazaron el proyecto de ley presentado por los demócratas para proteger el derecho al aborto y para prohibir las acciones en estado rojos en los que ya se reguló su acceso.

En el lugar de la protesta, también se hicieron presente pequeños grupos que se manifestaron en contra de quienes apoyan el aborto. Sin embargo, no se registraron incidentes mayores, ni altercados violentos.

En DC, la protesta inició al pie del Washington Monument, con intervención de representantes de organizaciones feministas y pro aborto que señalaron que en estados como Texas “se respira lucha” y que los políticos y los jueces deben dejar de controlar los derechos de las mujeres. Después, la marcha recorrió la Constitution Ave, hasta la Corte Suprema de Justicia.

Gabriela Benazar de Planned Parenthood dijo antes de que la marcha empezara su recorrido, que uno de los mensajes importantes de la jornada estaba dirigido a los políticos y a los jueces conservadores.

“Estamos mandando un mensaje claro a nuestros representantes, a los políticos y a los jueces de la Corte: ¡basta de controlarnos! ¡Basta de aprobar la prohibición al aborto que retrocede nuestros derechos! ¡Basta de meterse en la relación sagrada entre un médico y sus pacientes, con nuestros cuerpos y con nuestras familias! Los políticos tienen que proteger nuestros derechos”, afirmó Benazar a El Tiempo Latino.

Aborto y controversia 

El aborto es uno de los temas con los que aflora la controversia y la división en la sociedad estadounidense. Algunos estados como Texas, Ohio y Alabama ya expresaron su intención de prohibir el aborto, incluso en casos de violación, si la Corte revierte la decisión del caso Roe v. Wade, que protege el derecho al aborto desde 1973. 

Si la Corte falla a favor de revocar este derecho, cada estado podrá decidir si prohíbe o no las prácticas médicas abortivas y hasta el acceso a la salud reproductiva.

Algunas mujeres latinas que participaron de la marcha señalaron, además, que las restricciones migratorias y el rechazo al aborto o al acceso a la salud reproductiva reflejan las posturas contrarias al respeto a los derechos humanos que rigen entre algunos congresistas y senadores republicanos.

Para algunas mujeres como Ashley el problema no solo es la intención de prohibir el aborto legal; sino de retroceder en cuanto al avance del tema de derechos de las mujeres, equidad y justicia social, que legislaciones o reglas como la del aborto han permitido en el país.

“Esto representa un retroceso para los derechos de las mujeres. Sin acceso a la salud no podemos hablar de justicia social para las mujeres de bajos ingresos o para las mujeres que no pueden ir a un médico cuando lo necesitan. Las mujeres con dinero podrán ir a otros estados para practicarse un aborto, pero las pobres no podrán hacerlo”, dijo la manifestante de 34 años, mientras la marcha pasaba a un costado del Congreso.

Para otras féminas, la intención de la Corte debe marcar el inicio de “una pelea” por todas las mujeres, incluidas las latinas, pues el derecho al aborto es parte de los derechos humanos y a la salud.

“Debemos pelear también por todas las latinas para que tengan acceso a la salud reproductiva y a la justicia, la pelea nos necesita a todos. Juntos debemos luchar por un ambiente en el que todos tengan acceso a la salud, nuestros hijos necesitan garantías de respeto a sus derechos”, declaró una de las manifestantes.

La Corte Suprema tiene hasta junio para tomar una decisión.