ECONOMÍA. La crisis lleva a las personas a buscar nuevas y mejores oportunidades. | Fotos de Pixabay / Diseño: ETL.
COMPARTE

Millones de personas luchan a diario para no dejarse llevar por la inflación, uno de los principales problemas de Estados Unidos. La crisis, que no tiene punto de comparación en las últimas cuatro décadas, llevó a una parte de la población activa en el área laboral a buscar nuevas oportunidades y así mantener su calidad de vida.

De acuerdo con cifras de la Reserva Federal de San Luis, 4,9% de las personas con empleo se han visto en la necesidad de sumar un segundo trabajo. La estadística está conformada por cientos de miles de personas, las cuales empiezan a ver cómo su vida -al menos en este tramo de la realidad norteamericana- transcurre única y exclusivamente en trabajar.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales, al menos 426 mil personas en Estados Unidos tienen dos empleos de tiempo completo. Los números invitan a preguntar cuánto vale la estabilidad económica y si el estatus y la calidad de vida se paga caro en el país.

Incluso, los menos optimistas consideran que a pesar de las medidas tomadas por el gobierno de Joe Biden, Estados Unidos está cada vez más cerca de entrar en recesión. Así lo confirma una encuesta hecha por Primerica, la cual mostró que el 80% del total de participantes (1 mil 200 personas) ve posible esta situación.

Estados Unidos es el sueño de millones de migrantes, especialmente de un grueso nacido y criado en Latinoamérica, que busca año a año salir de su nación de origen para enrumbarse a territorio norteamericano con la misión de obtener mejores oportunidades en el área laboral y así mejorar su condición de vida.

Sin embargo, actualmente hay una crisis no vista en mucho tiempo. La segunda mitad del año vio una inflación interanual de 8,5%. Quienes intentan ver el vaso medio lleno abrazan el hecho que entre junio y julio de este año el fenómeno retrocedió en 0,01%. Pero el optimismo no es para todos, especialmente cuando el mundo afronta los estragos en los mercados causados tanto por la pandemia del COVID-19 como por la invasión de Rusia a Ucrania.

La inflación y los sacrificios de los migrantes en Estados Unidos

Gabriel Chávez llegó a Estados Unidos en 2008. El hombre de origen guatemalteco habló en exclusiva con El Tiempo Latino y contó que su arribo coincidió con la recesión económica en la que entró el país; no obstante, eso no impactó tanto sus bolsillos, pues venía de sufrir los problemas de su país.

“No fue un cambio grande, porque venía de otra economía. Pero esta, después de estar tanto tiempo aquí, la siento en muchas formas. A pesar de que no lo estoy sufriendo tanto, noto el estrés de mucha gente a mi alrededor”, dijo Chávez.

El centroamericano explicó cómo sus planes se vieron tocados recientemente dada la fuerte inflación que atraviesa la nación: “Cambié mi forma de vida. Me gustaría vivir en un edificio más moderno, pero sería muy costoso. Me ha tocado acomodarme, pagar uno más barato, y entender que mi estatus ha cambiado”.

Chávez se dedica a la sastrería y después de años en el país logró fundar su propia compañía. A diferencia de otros migrantes latinoamericanos, el guatemalteco no sufre la crisis de manera significativa en el plano personal, pero sí en el campo profesional.

“La inflación me cortó muchos planes porque no puedo crecer como lo tenía pensado. Quería rentar otro local y ahora no puedo. Si antes debía invertir $30 mil para hacerlo, ahora son $60 mil. El crecimiento de la empresa se ha visto frenado”, lamentó.

Aun así, aseguró que Estados Unidos es un país repleto de oportunidades capaz de levantarse. Al preguntarle si la actual situación lo ha llevado a pensar en regresar a Guatemala, dijo que no. “De una u otra forma uno está mejor aquí. Si tuviera que sufrir buscaría otro trabajo, pero económicamente uno sobresale más”.

MIGRACIÓN. Pese a la situación, los migrantes siguen apuntando a EEUU/EFE

Un nuevo comienzo

Liz Sánchez calcula a sus 24 años de edad la diferencia entre un precio y otro. Para la migrante mexicana las compras son cada vez más cuidadosas con el fin de ahorrar. Actualmente es empleada en una tienda de ropa en Los Ángeles, California, y nota con preocupación el fenómeno de la inflación; pues si bien tiene apenas cuatro meses en el país, recuerda que los costos no son los mismos que en verano de 2021, cuando estuvo de vacaciones en la costa oeste.

En conversación con El Tiempo Latino, la joven señaló que la actual crisis le hizo cambiar su percepción de Estados Unidos como país de oportunidades, a pesar de que prefiere estar aquí que en su natal México.

“Creí en el sueño americano, lo imaginaba diferente”, comentó. “Uno viene buscando mejor calidad de vida y se tiene, en comparación con varios aspectos de nuestros países latinos; como la seguridad, por ejemplo, pero aquí a uno se le va la vida trabajando”.

“Vivo para trabajar y sé que tengo que buscar un segundo empleo, pero se complica por el tiempo”, expresó Sánchez, quien espera a corto plazo sumar un segundo trabajo para que sus gastos le brinden la oportunidad de contar con una mejor calidad de vida como migrante. 

“Para el sueño americano o a lo que viene uno, que es tener mejor calidad de vida, actualmente con un solo empleo no basta”, destacó.

Aunque su llegada definitiva a territorio estadounidense va de la mano con un fenómeno de alto impacto, no se arrepiente de haber migrado: “Tengo la esperanza de que todo mejore, especialmente por lo que quiero vivir y los planes a futuro. Quiero hijos y no quiero que crezcan en México. Amo mi país, pero no quiero por cuestiones de seguridad. Allá tengo un tío desaparecido y veo a mi abuelo sufrir por eso. No quiero pasar por eso. En ese caso prefiero que se me vaya la vida aquí trabajando”.

El contexto económico de su país, comparado con el que atraviesa Estados Unidos, no tiene comparación para ella, quien no ve motivos para regresar a su nación. “Estando aquí me limito muchas cosas para poder ahorrar, pero me alcanza para hacerlo. Con un empleo no se puede ahorrar en México”, manifestó.

POLÍTICA. El presidente Joe Biden espera acabar con el fenómeno a corto plazo/EFE

Las consecuencias de la inflación en Estados Unidos

Acceso a la vivienda, a los vehículos y la recreación. No hay aspecto en la vida diaria de Estados Unidos que no se haya visto afectado por la inflación. Cada quien pondera el punto principal según su estilo de vida; sin embargo, existen situaciones en común.

Para Esther Silva, migrante venezolana con seis años en Estados Unidos, la situación actual la llevó a formar parte de ese 4,9% de la población empleada con dos trabajos. Sus actividades se equilibran entre el desarrollo como corredora de seguros y organizadora de eventos, este último con mayor intermitencia en comparación con el primero.

Sobre la incidencia de la inflación en su vida, dijo a El Tiempo Latino que el problema le ha “restado en todo”.

“Siento que los costos se elevaron demasiado y no había proporción respecto a las ganancias. El impacto que generó el aumento en la gasolina fue terrible porque no estábamos acostumbrados a esto, también el alza en la renta y la comida”, sostuvo.

La venezolana aseguró que es muy probable que el país entre en recesión dado lo vivido en el presente. “Creo, de hecho, que las consecuencias las vamos a notar con mayor fuerza el año que viene”, comentó.

Aunque los estragos de la economía se hacen notar con fuerza, para el economista Giovanni Delfino el fin está cada vez más cerca. El especialista fue entrevistado por El Tiempo Latino y detalló que si bien espera que sean cada vez más las personas que busquen un segundo empleo para mantener su calidad de vida, habrá que esperar al próximo reporte de la inflación en Estados Unidos para hacer las proyecciones.

“Sobre eso vamos a deducir cuál será la proyección para los próximos meses. También la Reserva Federal va a tomar su decisión de cuánto va a aumentar la tasa referencial de crédito de consumo para frenar la inflación”, comentó. Agregó que estima un aumento de 50 o 75 puntos básicos.

A su juicio, “una de las razones por las que está bajando la inflación es la productividad. Está mejorando el tema de la cadena de abastecimiento y la producción”; no obstante, confesó que el fenómeno no desaparecerá pronto, sino “al menos hasta final del año o el primer trimestre de 2023”.

Al igual que el resto de los entrevistados, Delfino señaló que Estados Unidos seguirá siendo el destino más atractivo de la región para los migrantes, pues el país "se sigue encontrando bien posicionado en el ámbito financiero, ha estado manejando la situación de forma apropiada sin inmiscuirse demasiado en el mercado sin la necesidad de tomar medidas fuera de lo tradicional del capitalismo americano".

VOTO. La inflación podría condicionar la decisión de los votantes en las midterms/EFE

¿Incidirá en las midterms?

Con las elecciones de mitad de periodo a la vuelta de la esquina, no son pocos quienes se preguntan si la inflación en Estados Unidos será uno de los principales motivos para elegir a determinado candidato el próximo 8 de noviembre.

Para Delfino, “hay que tener cuidado, pues si bien la situación ha sido complicada, la gente piensa en el momento y no en el efecto que las medidas van a tener en el futuro. Visto así, va a generar un duro golpe a las posibilidades del Partido Demócrata de mantenerse en una posición de mayoría en el Congreso”.

A su juicio, el Partido Republicano debería verse favorecido, pues volvería a ganar terreno en el Congreso y también apuntar con mayor claridad en 2024: “Esto va a influir en las elecciones presidenciales y va a complicar la situación de los demócratas”.

Silva coincide. “Incluso apostaría que para el próximo período presidencial ganarán los republicanos”, expresó.

El tema luce como un patrón común entre expertos y también entre la población que día a día lucha por una mejor calidad de vida. Si bien el fenómeno tiene causas que van más allá de decisiones tomadas en la Casa Blanca, la respuesta podría ser contundente en las elecciones.

“La mayor parte de la gente con la que me rodeo está en contra de lo que hace el gobierno y creo que eso va a generar un cambio fuerte en la política del país”, concluyó Chávez.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS