balenciaga niños
Balenciaga ya eliminó las fotos de sus plataformas Credit: Balenciaga
COMPARTE

La casa de moda Balenciaga se disculpó por fotografiar a niños abrazando bolsos de osos de peluche vestidos con accesorios bondage para su sesión de primavera/verano de 2023.

El bondage, en la subcultura sadomasoquista, es la práctica de atar o restringir de forma consensuada a una pareja para la estimulación erótica o estética con cuerdas, esposas, cinta adhesiva o vendaje adhesivo.

La campaña se llama Balenciaga Gift Shop y muestra a niños pequeños vestidos con la línea Balenciaga Kids.

Las fotografías fueron tomadas por Gabriele Galimberti, conocido por retratar a las personas con sus objetos más preciados, escenario que quiso repetir con la campaña de Balenciaga pero llama la atención que los niños están rodeados de copas, esculturas, osos BDSM, sábanas de hoteles y joyas de adultos.

De acuerdo con un comunicado emitido por la casa de moda española, esta "campaña trata sobre la serie del artista Toy Stories, una exploración de lo que la gente colecciona y recibe como regalo".

"Balenciaga Gift Shop tiene docenas de productos nuevos que van desde artículos para el hogar, ropa para mascotas y fragancias, desde artículos cotidianos hasta coleccionables de edición limitada y muebles a medida", sostiene el comunicado.

Las disculpas de Balenciaga tras publicar las fotografías de niños con osos bondage

El miércoles Balenciaga a través de sus historias de Instagram comunicó que las fotos fueron eliminadas de sus plataformas y que los "bolsos de osos de peluche no deberían haber aparecido con niños en esta campaña".

“Pedimos disculpas por mostrar documentos inquietantes en nuestra campaña. Tomamos este asunto muy en serio y estamos tomando acciones legales contra las partes responsables de crear el escenario e incluir artículos no aprobados para nuestra sesión de fotos de la campaña primavera 23. Condenamos fuertemente el abuso de niños en cualquier forma. Defendemos la seguridad y el bienestar de los niños”, escribieron en su Instagram.

Usuarios de redes sociales se dieron cuenta que en otra foto publicada por la compañía en una de sus líneas de ropas y accesorios para abogados se puede observar una cartera negra en medio de una mesa llena de documentos.

Lo extraño es que el único documento que se puede leer parece ser un caso de la Corte Suprema de 2002, Ashcroft v Free Speech Coalition, que anuló dos disposiciones de la Ley Federal de Prevención de la Pornografía Infantil de 1996 en los que se habla sobre “la pornografía infantil virtual”.

Las reacciones

Las fotografías despertaron disgusto en redes sociales, ya que en su mayoría los niños sostienen a ositos de peluche vestidos con lo que parecían atuendos inspirados en BDSM. También en una un menor posa frente a varias copas vacías.

A través de sus redes sociales el fotógrafo Misan Harriman publicó un video asegurando que tras trabajar con varias marcas de moda está “horrorizado” con la campaña de Balenciaga.

“Sé cuántos pasos sigues como fotógrafo para lograr que el cliente apruebe las imágenes, sé cuántos ojos adultos tienen que mirar las imágenes para que se impriman, especialmente para una campaña minorista o (si) estás vendiendo el producto en línea”, comentó.

“Esta sesión de fotos de la tienda de regalos de Balenciaga es abominable. Y esos bebés, esos niños que no estaban protegidos… La industria de la moda necesita hacer algo al respecto”, protestó.

Fuente principal de la noticia: CBS News.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS