Senado de la Asamblea General de Carolina del Norte | Foto North Carolina Republican Senate Caucus

Los legisladores de Carolina del Norte están moviendo una nueva ley que prohibiría la enseñanza sobre orientación sexual e identidad de género para algunos estudiantes de escuelas públicas.

El Senado estatal, de mayoría republicana, aprobó la ley llamada “Declaración de derechos de los padres” el miércoles, en una votación 28-18.

Manifestantes contra la ley fueron hasta el Senado al grito de: “Estamos aquí, somos queer. No iremos a ningún lado”. La sesión fue suspendida hasta que se retiraron las personas, informó el diario local The Carolina Journal.  

Ahora el proyecto se votará en la Cámara de Representantes estatal, también de mayoría republicana. Se espera que cuando la legislación llegue al escritorio del gobernador, el demócrata Roy Cooper, sea vetada, ya que se ha pronunciado en contra de la legislación.  

¿Por qué es importante? La legislación de Carolina del Norte resuena en el país, ya que una ley similar fue aprobada en Florida y firmada por el gobernador Ron DeSantis.

  • La ley de Florida prohíbe las discusiones sobre orientación sexual e identidad de género en las escuelas “desde el jardín de infantes hasta el tercer grado o de una manera que no sea apropiada para la edad o el desarrollo de los estudiantes”.
  • Sus detractores la llamaron “No digas gay” y generó críticas y manifestaciones de activistas, profesores y estudiantes.
  • En Alabama se promulgó una ley parecida y en Luisiana y Ohio se están considerando proyectos similares.
  • En al menos 32 estados se han presentado o considerado este año proyectos de ley que prohibirían a los profesores enseñar sobre temas LGBTQ o hablar sobre ellos, según Movement Advancement Project, un grupo de expertos que enfatiza la investigación LGBTQ.

¿Qué dice la ley? La legislación señala que la instrucción “sobre orientación sexual o identidad de género no se incluirá en el plan de estudios proporcionado en los grados de jardín de infantes a tercer grado, independientemente de si la información es proporcionada por el personal de la escuela o por terceros”.

  • La ley detalla que “plan de estudios” incluye el plan estándar de estudios, materiales de apoyo, libros de textos y cualquier otro material complementario.
  • Las escuelas también tendrían que notificar a los padres si un estudiante solicita que se le llame con un nombre o pronombre diferente.
  • Sus defensores afirman que los padres deben tener voz y voto en la educación que reciben sus hijos. Incluso ha sido una de las propuestas en las campañas de republicanos y que, de hecho, le dio la victoria al gobernador de Virginia el año pasado, el republicano Glenn Youngkin.
  • Sus detractores consideran que crearía un ambiente de hostil y discriminatorio contra la comunidad LGBTQ.
  • La ley también contempla que se les proporcione a los padres una “guía para el rendimiento de los estudiantes” al comienzo de cada año escolar y un aviso de cómo pueden obtener información.
  • El proyecto también señala que los médicos y las enfermeras podrían estar sujetos a medidas disciplinarias por parte de las juntas de licencias y multas si no obtienen el consentimiento de los padres antes de completar los tratamientos médicos no urgentes para un niño.

Fuente principal de la noticia: AP