Ron DeSantis
POLÍTICA. Ron DeSantis, gobernador de Florida/The Washington Post
COMPARTE

El gobernador Republicano de Florida vuelve a involucrarse en la educación al ordenar un feriado estatal, el "Día de las Víctimas del Comunismo", en el cual las escuelas secundarias públicas enseñarán sobre las "atrocidades" del comunismo.

El gobernador Republicano de Florida, Ron DeSantis, firmó hace un par de meses un proyecto de ley que establece un nuevo feriado estatal conocido como "Día de las Víctimas del Comunismo" en el cual las escuelas públicas están obligadas a enseñar a los alumnos sobre los regímenes comunistas.

La ley establece que a partir del próximo año el "Día de las Víctimas del Comunismo" se celebrará en las escuelas públicas el 7 de noviembre. Ese día, los alumnos de secundaria recibirán lecciones en sus clases de gobierno de Estados Unidos sobre las "atrocidades" que han impuesto los gobiernos comunistas.

DeSantis dijo durante una conferencia de prensa que el día está destinado a "honrar a los más de 100 millones de personas que han sido víctimas de los regímenes comunistas en todo el mundo".

"Queremos asegurarnos de que cada año, la gente de Florida -pero sobre todo nuestros estudiantes- aprendan sobre los males del comunismo, los dictadores que han dirigido regímenes comunistas y los cientos de millones de personas que han sufrido y siguen sufriendo bajo el peso de esta ideología desacreditada", dijo.

El proyecto de ley establece:

"A partir del año escolar 2023-2024, los estudiantes de secundaria inscritos en la clase de Gobierno de Estados Unidos requerida por [el reglamento] s. 1003.4282 deben recibir al menos 45 minutos de instrucción en el "Día de las Víctimas del Comunismo" sobre temas como Mao Zedong y la Revolución Cultural, Josef Stalin y el Sistema Soviético, Fidel Castro y la Revolución Cubana, Vladimir Lenin y la Revolución Rusa, Pol Pot y los Jemeres Rojos, y Nicolás Maduro y el Chavismo, y cómo las víctimas sufrieron bajo estos regímenes a través de la supresión de la libertad de expresión, la pobreza, el hambre, la migración y la violencia letal sistémica."

Algunos opositores argumentan que, aunque los traumas sufridos por las víctimas del comunismo, especialmente en Cuba, son reales, los motivos de DeSantis no lo son. "Sigue encendiendo las guerras culturales con el pretexto de luchar contra el 'comunismo', mientras encarna las mismas tomas de poder autoritarias que ya conocemos", tuiteó un activista estudiantil.

Otros dicen que el gobernador debería centrar su atención en los problemas de su estado.

"¿Por qué demonios no podemos concentrarnos ni siquiera un momento en lo que afecta a la gente cada día?", tuiteó Brandon Wolf, secretario de prensa de Equality Florida.

La vicegobernadora Republicana de Florida, Jeanette Nuñez, declaró a la prensa en su momento que la nueva ley forma parte de una iniciativa más amplia para eliminar de las escuelas la teoría crítica de razas (CRT por sus siglas en inglés).  La CRT es un concepto académico que se enseña sobre todo en las facultades de derecho y que establece un marco para analizar el racismo sistémico.

"Con las medidas que estamos tomando hoy, junto con las que ya hemos tomado, como eliminar de nuestras aulas la CRT y las ideologías del despertar (‘woke'), asegurándonos de que los padres tienen derecho [a tomar decisiones para beneficio de sus hijos], nos garantizaremos siempre que nuestros estudiantes reciban la mejor educación", dijo.

DeSantis ha buscado disminuir los debates en las aulas sobre temas como raza, el racismo, el género y la historia.  El año pasado, su administración estableció nuevas normas para prohibir la teoría crítica de razas.  Y, más recientemente, las autoridades educativas del estado eliminaron varios libros de texto de matemáticas de su lista en parte porque no se ajustaban a los estándares de contenido del estado, llamados Benchmarks for Excellent Student Thinking, o BEST, o incluían "temas prohibidos" como la teoría crítica de razas, dijeron las autoridades en un comunicado.

DeSantis también firmó recientemente la ley que limita la enseñanza sobre temas raciales, la "Stop Woke Act", para "dar a las empresas, a los empleados, a los niños y a las familias herramientas para enfrentarse a la discriminación y al adoctrinamiento woke", según un comunicado.

La CRT se centra en la idea de que el racismo no es simplemente un prejuicio individual, sino que es sistémico, entretejido en nuestros sistemas legales, pero que también está conectado con otras ideas intelectuales.  Los conservadores han confundido la teoría crítica de razas con la enseñanza sobre el racismo sistémico -como cuando los funcionarios del gobierno en la década de 1930 dificultaban que los negros obtuvieran préstamos hipotecarios para comprar casas- y cualquier esfuerzo de diversidad en las escuelas y las empresas. Sostienen que el racismo en Estados Unidos es obra de individuos y no de leyes o políticas amplias, y han intentado limitar lo que los profesores pueden decir en las aulas sobre el racismo sistémico en el pasado y el presente de Estados Unidos.

Activistas conservadores se han enfocado en los programas de aprendizaje socioemocional, apuntados a ayudar a los estudiantes a lidiar con los problemas sociales y emocionales que pueden afectar a su rendimiento académico, diciendo que son un vehículo para enseñar la teoría crítica de razas.

Además de crear el "Día de las Víctimas del Comunismo", DeSantis anunció que destinará $25 millones a la renovación y restauración de la histórica Torre de la Libertad de Miami, que en su día albergó el Centro de Asistencia Cubana, que ayudaba a los cubanos que huían del comunismo en la década de 1960, según un comunicado de la oficina del gobernador.

"Honrar a las personas que han sido víctimas de los regímenes comunistas y enseñar a nuestros estudiantes lo que fueron esas atrocidades es la mejor manera de garantizar que la historia no se repita", dijo el gobernador el lunes en el comunicado.

Washington Post - Lindsay Bever

Lea el artículo original aquí.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS