Foto EFE

El republicano de extrema derecha, John Gibbs, recibe apoyo en publicidad por parte del brazo de campaña de los demócratas del Congreso como una forma de desafiar a Peter Mejier, uno de los 10 republicanos que votaron para destituir a Trump después del ataque al Capitolio.

La estrategia de los demócratas no es nueva. Es un esfuerzo que han realizado en varias contiendas de las primarias al Congreso con el objetivo de elevar a los republicanos más extremistas, a quienes los demócratas ven como más fáciles de vencer en las elecciones de noviembre.

Los demócratas, entonces, han gastado $44 millones en anuncios para candidatos que hacen eco de las afirmaciones falsas de fraude electoral, según Open Secrets, un sitio web que rastrea el financiamiento de campañas.

Es una táctica que puede convertirse en un arma de doble filo, sobre todo cuando los mismos líderes demócratas indican que estos candidatos republicanos inclinados a la extrema derecha pueden representar una amenaza para la democracia si ganan en noviembre.

El anuncio. Las primarias en Michigan están previstas para el 2 de agosto. En una de las contiendas, el republicano Gibbs se enfrentará a Peter Meijer, representante republicano de los Estados Unidos por el 3° Distrito Congresional.  

  • Este distrito, como resultado de la redistribución, se volvió significativamente más demócrata.
  • Los miembros del partido azul consideran que es más probables que los votantes rechacen en las elecciones generales a los candidatos que apoyan teorías conspirativas o afirmaciones falsas sobre las elecciones de 2020. Por tal razón, impulsan a Gibbs.
  • El anuncio, producido y financiado por el Comité de Campaña del Congreso Demócrata (DCCC), indica que la “agenda de Gibbs-Trump es demasiado conservadora para el oeste de Michigan".
  • Un portavoz del representante republicano Meijer dijo: "Estamos seguros de que los votantes se darán cuenta de los juegos políticos de los demócratas".

En otros estados. La táctica ya ha estado presente en otras contiendas y proyectan buenos resultados a favor de los demócratas.

  • En Pensilvania, el candidato demócrata a gobernador Josh Shapiro pagó anuncios para ayudar al senador estatal republicano Doug Mastriano en la carrera. Mastriano cuestiona los resultados de 2020 y las encuestas muestran que Shapiro cuenta con una estrecha ventaja.
  • En Maryland, la Asociación de Gobernadores Demócratas pagó anuncios a favor del republicano Dan Cox Cox y derrotó a un republicano establecido en las primarias. Dada la inclinación demócrata en este estado, el republicano es visto como un candidato vulnerable.
  • En Illinois, el gobernador demócrata JB Pritzker invirtió $35 millones de su propio dinero para ayudar al republicano Darren Bailey, un senador estatal de extrema derecha, a que se convirtiera en su oponente de noviembre.

Fuente principal de la noticia: Reuters

ÚLTIMAS NOTICIAS