Preparar platos con más verduras y menos grasas y azúcares añadidas te ayudará. Foto: Pexels
COMPARTE

Se acerca el Día de Acción de Gracias, cuando las personas se reúnen para compartir y comer, lo que puede ser un reto para alguien diabético.

Muchos de los alimentos tradicionales de este día, como el puré de papa, el relleno y la salsa de arándanos son ricos, pero están cargados de calorías y carbohidratos.

Te compartimos cuatro consejos para que una persona con diábetes pueda comer, beber y celebrar junto a sus amigos y familiares sin dejar de mantener el azúcar en sangre bajo control.

1. Elige la comida

El hecho de que haya una gran cantidad de platillos y postres en la mesa no quiere decir que debas comer cada uno de ellos.

Para evitar la tentación de hacerlo decide de antemano lo que vas a comer, esto te ayudará a mantener constante el consumo de carbohidratos.

Si eres el anfitrión puedes preparar platos aptos para diabéticos, considera incluir más verduras, reduce las grasas y azúcares añadidos, y sustituye algunos postres.

De no ser el anfitrión puedes ofrecerte a llevar algunos platillos que se ajusten a tu plan de comidas y que sepas que los demás disfrutarán.

2. Relleno apto para un diabético

Si decides cocinar toma en cuenta estas opciones para el relleno:

  • Sustituye parte de la mantequilla por caldo de pollo o de verduras sin grasa.
  • Utiliza pan integral
  • Añade una cantidad generosa de verduras picadas: apio, zanahoria, cebolla o coliflor.
  • También puedes agregar frutos secos y semillas de calabaza, chía o girasol

3. Qué comer y qué evitar

Para disfrutar Thanksgiving intenta intercambiar estos alimentos:

  • Cambia el relleno sencillo por un relleno de trigo integral y verduras
  • Evita las papas dulces o ñame con cobertura de malvavisco y cambialas por papas con topping de merengue de huevo
  • Sustituye el pan blanco y las harinas procesadas por pan y harina integral o de frutos secos
  • Intercambia la salsa de arándanos enlatada por una compota endulzada con estevia
  • Puedes comer zanahorias, judías verdes y otras verduras asadas

4. Inicia una nueva tradición

Es fácil acumular calorías cuando se está sentado en la mesa todo el día. Para evitar esto puedes realizar actividad física antes de la comida, como trotar o salir a caminar.

Una vez terminada la cena o entre plato y plato, haz que el grupo participe en un juego de charadas u otra actividad para mantener la sangre en movimiento. Esto te hará sentir satisfecho, así como mantener una buena energía y un buen nivel de azúcar en la sangre.

Fuente principal de la noticia: Verywell Health.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS